Quito. La tuneladora TBM 2 –un taladro de grandes dimensiones- avanza en la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, en el cantón Quijos, de la provincia amazónica Napo, que llega actualmente a casi el 20% de construcción.

La obra está a cargo de la compañía china Sino Hidro, famosa por haber construido en su país la hidroeléctrica Tres Gargantas –la más grande del mundo.

La obra fue recorrida este lunes por el primer mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien destacó que el gobierno ha emprendido en once proyectos hidroeléctricos (tres ya están concluidos) que hacia el 2016 transformarán la matriz energética del Ecuador, al elevar el porcentaje de esa fuente de 45% a 93%.

Aquello abaratará los costos eléctricos en un país que actualmente es productor deficitario y fundamenta su abastecimiento en la termoeléctrica que quema diesel importado. La tuneladora TBM 2 excavará 15 de los 25 km del túnel de conducción para el funcionamiento del proyecto hidroeléctrico.

La maquinaria revisada por el presidente Correa será la que perfore parte del túnel de conducción, por donde fluirá el agua desde la zona de captación en la unión de los ríos Quijos y El Salado, hacia un embalse compensador que es como un reservorio de gran capacidad.

Ese lago artificial albergará 880.000 metros cúbicos de agua, los que permitirá que la central funcione de forma regular.

Coca Codo Sinclair generará 1.500 megavatios (MW), el 30% de la demanda de Ecuador con una inversión de US$1.979 millones que en parte se financia con una línea de crédito chino del Eximbank. Según diario El Telégrafo, la hidroeléctrica evitará la emisión de 4,4 millones de toneladas de CO2 por año.

Los trabajos de esta obra iniciaron en julio de 2010 y está previsto que concluyan a finales de enero del 2016.  La construcción alcanzará los 6.000 empleos directos.