Quito. Este lunes 30 de abril se inaugurará la hidroeléctrica Ocaña, de 26 MW, en la provincia de Cañar, principal beneficiario de este aporte energético al sistema interconectado.

La obra se encuentra en la parroquia San Antonio de Paguancay del Cantón Cañar, en el río del mismo nombre que produce un desnivel de 373 metros para generar una energía media anual de 200 GWh.

La central Ocaña se conecta al Sistema Nacional Interconectado a través de una línea de transmisión de 69 kV con una longitud de 41 kilómetros. El proyecto alcanzó una inversión de US$65,05 millones provenientes de recursos fiscales.

El Ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, informó que esta central permitirá ahorrar aproximadamente 10,7 millones de galones de Fuel Oíl y 2,1 millones de galones de diesel por año, con un ahorro para el país de US$34,1 millones anuales y una reducción de emisiones de CO2 estimada en 127 mil Toneladas por año.

La obra fue construida por siete empresas, seis de ellas ecuatorianas, con una ocupación de técnicos y obreros ecuatorianos del 99%.

El proyecto generó 461 plazas de trabajo directas y 2.335 indirectas no especializadas, ocupadas por los habitantes de la zona entre marzo de 2009 y enero 2012.