Guayaquil. La Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) trabaja en un proyecto a mediano plazo para implementar en Ecuador, un sistema de redes eléctricas inteligentes.

Dicho mecanismo permitirá reducir al mínimo las llamadas pérdidas negras del sector energético. El Sistema Integrado para la Gestión de la Distribución Eléctrica (Sigde) va a llevar al país andino a la implementación de tecnología de punta.

El proyecto cuesta US$60 millones a nivel nacional, incluidas las diez provincias que están bajo el control de CNEL. El plan de ejecución es al 2015 y hasta el momento han sido invertidos US$10 millones del total presupuestado, dijo el gerente de la CNEL, Tito Torres.

Según aseguró, “el proyecto va a llevar a la modernización con el propósito de llegar al concepto de redes inteligentes y dar un mejor servicio”.

Los ocho puntos reducidos en cinco años, de acuerdo a los registros del Ministerio de Electricidad, representan alrededor de US$200 millones que ha logrado ahorrar el Estado ecuatoriano.

El moderno sistema permitirá registrar las interrupciones de energía en las subestaciones y tener un dato exacto del tiempo en que duró el daño.

Las autoridades también podrán determinar los sectores que fueron afectados en un menor tiempo, con el fin de garantizar un eficiente servicio al usuario.

Como parte del proceso, la CNEL empezó con el plan piloto en la lectofacturación (entrega de planilla de consumo instantánea) en la ciudad de Milagro, provincia costera del Guayas.

Según el funcionario, es parte del trabajo que busca reducir las pérdidas, por deficiencia en la gestión de las empresas eléctricas.

También anunció que impulsan el levantamiento de catastro de los clientes, para definir el tipo de consumo.

Esto va complementado con el Sistema Eléctrico Georeferenciado que permitirá atender rápidamente las llamadas de los usuarios.

El catastro avanza en un 40% de los 1,5 millones de usuarios que tiene en cobertura la CNEL. Hasta ahora están identificados por lo menos 600 mil usuarios en este proceso.

El gerente de la CNEL puntualizó que hay suspensión eventual en los servicios de energía, debido al abandono del sector eléctrico por décadas.

“Al 2015 vamos a tener una infraestructura sólida que permitirá implementar redes inteligentes”, finalizó.