A las 20:00 horas de este lunes, con dos horas de retraso, se inició la ceremonia de inauguración del cuarto puente segmental sobre el río Babahoyo, que construyó desde el 2008 la empresa estatal china Guangxi Road, en Guayaquil, Ecuador.

Al evento llegó el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y en un bus de dos pisos, descapotado, recorrió el viaducto desde el acceso de Durán hasta el de La Puntilla, mientras saludaba a miles de simpatizantes.

En la tarima ubicada en este punto dio su discurso en el que reconoció la demora de la contratista en la entrega de la obra, debido a que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) no liberó inmediatamente los terrenos en los accesos. Además, de nuevas técnicas para su construcción.

En este marco refirió que el MTOP es “un Ministerio que ha sido durísimo de enderezar; sin embargo vamos avanzando. Está muchísimo mejor que cuando empezamos el gobierno”.

Tras la firma del contrato en 2008, se debió entregar el viaducto en julio del 2010, pero el gobierno concedió una primera prórroga para diciembre de ese año, una segunda para agosto del 2011 y la última que venció el 12 de este mes.

No obstante, Correa dijo que Guangxi ha demostrado “honestidad y transparencia” por lo que seguirá teniendo contratos con “la revolución ciudadana y el pueblo ecuatoriano”.

Asimismo, aseguró que en este puente que es 2,5 veces más extenso que el de La Puntilla a Guayaquil, no hubo ajuste de precios del contrato original firmado por US$102.066.659,75.

No obstante, la ministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte, el mes pasado le respondió a este diario, a través de un correo electrónico, en el que señaló que el costo actual de la obra es US$103.157.556,35. Es decir, US$1 millón adicional.

Aunque Duarte destacó que el incremento solo representa el 1%, ”lo que incluye todas las obras adicionales realizadas, menos lo retenido por multas (más de cuatro millones de dólares), el monto de la obra actual es US$99.060.518,99, es decir no se ha incrementado”.

El mandatario también se refirió al concurso público a través del cual este lunes se cambió oficialmente de nombre a los otros tres puentes que unen a Durán, Samborondón y Guayaquil (Rafael Mendoza Avilés y Carlos Pérez Perasso). Pues el complejo de los cuatro viaductos ahora se denomina Puente de la Unidad Nacional, según los resultados de la iniciativa promovida desde agosto por el MTOP.