Quito. El gobierno de Ecuador está preparando el concurso de nuevas licitaciones para 10 bloques petroleros ubicados al sur oriente de la Amazonía. El proceso se realizaría después la renegociación de los contratos petroleros, según se estableció en la reforma a la Ley de Hidrocarburos, que comenzó a aplicarse la semana pasada.

Según publicó el diario El Comercio de Ecuador, las licitaciones estarán normadas por la reforma que determinó una tarifa a entregarse a las petroleras, por los servicios que presten en las actividades de exploración y extracción de crudo. Éste podría aumentar dependiendo de los costos de la compañía, el riesgo en la exploración, las inversiones y las reservas del crudo.

Los yacimientos habrían sido descubiertos por la Corporación Estatal Petrolera Ecuatoriana (CEPE) entre 1983 y 1984, pero la falta de infraestructura para transportar el petróleo, no permitieron el desarrollo.

Pero ahora, según el ministro de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pastor, dijo que había varias compañías interesadas en la exploración de los campos.

La autoridad dijo además que sería necesario firmar un convenio de cooperación con Perú para poder transportar el combustible, ya que la zona sur oriente colinda con áreas donde operan seis empresas más de este mismo rubro (Barrett, Repsol, Pluspetrol, Burlington, Ramshorn, y Occidental).

Para el proyecto se necesitará la instalación de minirefinerías, que implirían una inversión de US$3.000 millones y permitirían tener una producción de 100.000 barriles por día.