Quito. Un juez ecuatoriano ordenó este martes el embargo de los bienes de la petrolera estadounidense Chevron en Ecuador dentro de un proceso judicial en el que se condenó a la compañía a pagar una millonaria indemnización por daños ambientales a indígenas de la Amazonía.

La orden de embargo fue emitida por el juez Wilfrido Erazo, de la Corte de Justicia de la provincia de Sucumbíos, donde se originó un polémico juicio contra la transnacional hace dos décadas, informó Pablo Fajardo, abogado de los perjudicados.

Dicha Corte condenó en febrero de 2011 a Chevron a pagar más de US$19.000 millones por contaminar la Amazonía ecuatoriana.

La condena se dio dentro de una demanda interpuesta por unos 30.000 indígenas que acusan a la petrolera de daños ambientales atribuidos a Texaco (la cual adquirió en 2001) durante sus operaciones en la selva amazónica entre 1964 y 1990.

El dictamen del juez señala que la ejecución de la condena "será imponible sobre la totalidad del patrimonio de Chevron" hasta que se pueda cubrir el monto de la multa impuesta y en virtud de que la compañía se declaró "rebelde" a cumplir sus obligaciones.

La semana pasada, el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó un pedido de Chevron para bloquear la multa impuesta por la Corte de Justicia de Sucumbíos.

Fajardo afirmó que el dictamen permite el embargo directo de los bienes de Chevron o a través de sus subsidiarias, con lo cual, los afectados "podrán disponer de las compañías, acciones y cuentas que mantiene la petrolera para cubrir el monto de la sentencia que existe en su contra".

Agregó que la orden de embargo incluye las marcas de carburantes que se expenden en el mercado y que están relacionadas con la petrolera estadounidense o subsidiarias como Chevron, Texaco, Ursa, Havoline, Geotex, Meropa, Motex, Doro, Multigear, Regal, Taro, Texatherm y Thuban.

Asimismo indicó que la decisión judicial determina que "cualquier beneficio pecuniario vinculado a estas marcas, ya sea actual o futuro" en Ecuador "sea embargado inmediatamente" y los fondos sean depositados en una cuenta de la Corte para transferir a los perjudicados.

El letrado señaló que este dictamen "es un paso importante" en el largo y complicado litigio contra la petrolera, que a su vez, rechaza la condena pues sostiene que "es producto de fraude, soborno, chantaje, corrupción y presión política".

"Chevron siempre alegó que era una sentencia inejecutable, hoy estamos demostrando que es una sentencia ejecutable", apuntó Fajardo tras señalar que no descansarán "hasta cobrar el último centavo de la condena".

La semana pasada, el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó un pedido de Chevron para bloquear la multa impuesta por la Corte de Justicia de Sucumbíos.

Los demandantes presentaron entre mayo y junio pasados dos demandas, una en Canadá y otra en Brasil, en contra de Chevron como parte de un plan para poder ejecutar el fallo, pero aún no tienen respuesta.