El presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), César Robalino, advirtió este lunes que la propuesta del gobierno de financiar el aumento del Bono de Desarrollo Humano de US$35 a US$50 con utilidades de la banca representa una “cuasiconfiscación” de las ganancias del sector.

Rafael Correa anunció que enviará un proyecto de ley a la Asamblea con ese fin.

El representante de los 26 bancos agrupados en la ABPE aseguró que dicho aumento significaría unos US$342 millones al año como gasto corriente y que necesita ser financiado con ingresos permanentes.

“El incremento del bono lo quieren financiar 100% con lo que gana la banca. Con esto están eliminando el derecho constitucional de ganar dinero, esto es legítimo”, refirió Robalino, tras una reunión del Comité Empresarial Ecuatoriano.

Agregó que el sector está a la espera de que el mandatario envíe el proyecto para revisarlo y exponer sus puntos de vista.

“El incremento del bono lo quieren financiar 100% con lo que gana la banca. Con esto están eliminando el derecho constitucional de ganar dinero, esto es legítimo”. César Robalino.

Sin embargo, adelantó que no es razonable concretar el anuncio porque dejaría a la banca sin posibilidades de tener utilidades de cualquier tipo.

Robalino aclaró que la “banca no tiene que ver con ningún precandidato, grupo político o movimiento social. La banca está dedicada a servir a siete millones de ecuatorianos”.

En un comunicado, el presidente del Banco Pichincha, Fidel Egas, señaló que si el mandatario busca estatizar la banca debería llamar a una consulta popular. “Entonces, si el pueblo ecuatoriano resuelve que se estatice la banca, se estatizará”, dijo en una entrevista radial.

“Tenemos que decirle muy categóricamente al presidente de la República que si él sigue con la forma que ha venido manejando las cosas contra la banca y sigue creando nuevos impuestos como un castigo injustificado, nosotros no podremos responder ante nuestros depositantes por sus recursos...”.

El sector productivo también se mostró preocupado por la afectación que genere redistribuir las utilidades de la banca.

Henry Kronfle, presidente del Comité Empresarial, señaló que una de las consecuencias “va a ser la disminución, por supuesto, del otorgamiento de créditos al sector real, el desincentivo de la banca para crear nuevos servicios o la pérdida de valor de los bancos”.

Añadió que el anuncio causa un ambiente de desconfianza. “Hoy se trata del sector bancario, mañana puede ser otro sector. El problema es lo que genera una declaración de esta manera”, indicó.

Financiación. El presidente Rafael Correa, durante el gabinete realizado el viernes 19 de octubre en San Miguel de los Bancos, Pichincha, anunció que este sábado 27 dará a conocer la reforma legal que le permita al gobierno utilizar al menos US$200 millones de las utilidades de la banca para financiar el incremento.

En el 2013. El aumento del bono se hará efectivo en enero, un mes antes de las elecciones.