La base de clientes que manejaba Seguros Bolívar antes de entrar a su proceso de liquidación sería vendida a otra aseguradora para que la nueva empresa se haga cargo de los contratos. Así lo señaló el liquidador de la entidad, Carlos Espinoza Torres.

“Lo que estamos haciendo es tratar de vender la cartera para que el servicio lo dé otra compañía de seguros”, dijo ayer.

Agregó que hay entre cuatro y cinco interesadas y que por ahora se están haciendo “rondas de conversaciones”.

Espinoza manifestó que aún no se ha estimado un monto para la transacción y que al final de esta semana ya podrían conocer si se concretaría una venta o no a otra de las 36 aseguradoras que participan en el mercado nacional.

El liquidador mencionó que actualmente si los clientes tienen algún siniestro lo pueden reportar en Seguros Bolívar, pero que “el problema ahora son los pagos, el efectivo”.

Sobre este tema señaló que están haciendo algunos trámites para tener efectivo y que esperan en una semana más poder normalizar el servicio de la empresa.

La Superintendencia de Bancos dispuso la liquidación forzosa, pues encontró que la aseguradora incumplía con algunos parámetros y presentaba riesgos de liquidez. Según la resolución SBS-2014-564, había un sobregiro contable de US$1,55 millones y cheques por US$2,23 millones.

Investigación aseguradora

Resolución

En el documento donde se resolvió la liquidación de Seguros Bolívar (resolución SBS-2014-564) se indica que requería al menos de US$6 millones para cubrir cheques girados y no cobrados, proveedores y otros pasivos.