Quito. Aunque la producción ha sido golpeada por la presencia de la pudrición del cogollo (PC), los productores e industriales consideran que no habrá necesidad de importar producto para procesar aceite para consumo humano y balanceados. Y la razón está en que Ecuador produce más de lo que consume y aún tiene excedentes que incluso le permiten exportar.

El consumo interno de aceite en el 2014 se calcula que bordeó las 210 mil toneladas y se estima que hubo un excedente de 280 mil toneladas, que se fueron al exterior, especialmente a Venezuela y Colombia, principales mercados de Ecuador.

La Fundación de Fomento de Exportaciones de Aceite de Palma y sus derivados de Origen Nacional (Fedapal) calcula que este 2015 se podrían producir unas 520 mil toneladas métricas.

Los cultivadores esperan que el clima mejore para tener una productividad mayor. Actualmente, en el país, el promedio de producción está en 12 toneladas de fruta por cada hectárea. Ese promedio sube a 15 toneladas en plantaciones de palma aceitera que usan material híbrido.