Nueva York. Ecuador solicitó a un tribunal estadounidense que detenga temporalmente el arbitraje internacional de una disputa con Chevron Corp., mientras el juez analiza la petición del país sudamericano de una suspensión permanente del proceso.

En una petición de una orden judicial preliminar presentada ante el tribunal federal del distrito sur de Nueva York, el gobierno ecuatoriano informó que autorizar la continuación del proceso de arbitraje impondría una carga excesiva a las finanzas del país.

El arbitraje se relaciona a una demanda que se realiza en Ecuador en la que habitantes de la región amazónica buscan que Chevron pague US$27.000 millones por daños ambientales que habría causado Texaco Inc.

Chevron, con sede en San Ramon, California, heredó la demanda cuando adquirió Texaco en 2001, y refuta la acusación.

En septiembre, la compañía solicitó un arbitraje bajo el derecho internacional, sosteniendo que el gobierno ecuatoriano debería ser considerado responsable de cualquier daño ambiental y pagar las eventuales penalizaciones.

Chevron señala que el gobierno ecuatoriano interfiere en la demanda y viola un acuerdo que liberó a la compañía de responsabilidades ambientales.

En una moción ante el tribunal, la compañía también afirmó que el autor del informe que la responsabiliza del daño ambiental, sería el propietario mayoritario de una compañía de remediación de pozos petroleros que obtendría beneficios económicos con el dictamen.

En ese sentido, Chevron exhortó  al tribunal a rechazar el estudio,  sobre la base de que la eventual relación habría sido ocultada intencionalmente.

Según Chevron, el autor del informe es co-fundador, gerente general, accionista mayoritario y representante legal de la Compañía Ambiental Minera-Petrolera, una empresa de remediación de yacimientos petrolíferos, registrada para realizar este y servicios para Petroecuador. 

Con información de Dow Jones Newswires