Quito. El Gobierno ecuatoriano prevé una inversión privada de unos US$1.400 millones para los próximos cinco años en varios campos petroleros.

Así lo estimaron Álex Galárraga, gerente de Petroamazonas EP, y Patricio Larrea, viceministro de Hidrocarburos, en el marco de la firma de acuerdos con empresas nacionales y extranjeras que participaron en el proceso denominado Oil & Gas, que se inició en marzo pasado y concluirá el próximo mes con la firma de contratos de servicios específicos.

Para los campos Cuyabeno/Sansahuari, Oso, Yuralpa y Blanca/Vinita, dentro del proceso Oil & Gas, que están ubicados en Orellana, Sucumbíos y Napo, con el incremento de la producción se espera que se inviertan US$727,85 millones.

El ministerio de Hidrocarburos y Petroamazonas, empresa pública a la que pertenecen los campos, dieron a conocer este martes a las empresas que estarán encargadas del incremento de esa producción: Triboilgas Cía. Ltda. (Ecuador), que invertirá US$106,99 millones; Vinccler C.A., que invertirá US$107,60 millones; Arotekh C.A., que invertirá US$190,58 millones (ambas venezolanas), así como Avanzia S.A. (México), que invertirá US$322,68 millones.

Larrea agregó que el país es deficitario de gas natural por lo que en los próximos días se trasladará, junto a Galárraga a Perú, en la búsqueda de obtener convenios para importarlo.

Según la estatal Petroamazonas EP, que seguirá siendo el operador de los campos, las tarifas que pagará a los contratistas por sus servicios se fijarán de acuerdo con el marcador internacional de crudo WTI, con una tarifa promedio de US$18,41 considerada para un precio de US$60 por barril.

Larrea anunció que, a fines de este mes, se dará a conocer la ronda licitatoria Intracampos bajo la modalidad de participación para exploración y producción de 8 campos petroleros en la región Amazónica, que estimó una inversión adicional de cerca de US$1.000 millones.

En febrero pasado, se firmaron contratos para campos petroleros menores (aquellos cuya producción es inferior a 5.000 barriles diarios de petróleo) que se ubican en Sucumbíos y Orellana con la que espera una inversión de alrededor de US$700 millones.

Larrea agregó que el país es deficitario de gas natural por lo que en los próximos días se trasladará, junto a Galárraga a Perú, en la búsqueda de obtener convenios para importarlo.

Además, las autoridades señalaron que se analiza la posibilidad de que Ecuador haga operaciones en campos gasíferos en Perú.

Con respecto a los subsidios para los combustibles, Larrea mencionó que esa decisión le corresponde al ministerio de Economía, ya que ellos entregaron información, por ejemplo, sobre los costos que estos representan.