Con el fin de encontrar mecanismos adecuados que permitan profundizar el intercambio entre los productores ecuatorianos y los comerciantes italianos de cacao, el Cónsul Ad Honorem del Ecuador en Florencia, Flavio Franceschini, viajó al país suramericano dentro de una gira de promoción comercial, informó la Cancillería.

El funcionario espera afianzar la comercialización de cacao fino de aroma entre los productores ecuatorianos y sus contrapartes italianas. Además busca en el futuro capacitar a los cacaoteros de Ecuador para que el proceso productivo se realice localmente, creando de esta forma puestos de trabajo directos para los habitantes de la zona.

Las exportaciones de cacao ecuatoriano significaron ingresos para el país por US$467,9 millones entre enero y noviembre de 2013, según el Banco Central del Ecuador, y es el sexto producto no petrolero más importante de exportación, con el 4,8% del pastel exportador ecuatoriano.

Las provincias donde se produce cacao de exportación son Esmeraldas, Manabí, Los Ríos, Guayas y El Oro (en la costa); Pichincha (sierra), Napo y Sucumbíos (Amazonía).

El cacao ecuatoriano ha recibió varios reconocimientos internacionales y es apetecido por su sabor, aroma y calidad.