Rusia. El embajador de Ecuador en Rusia, Julio César Prado, presentó en una videoconferencia ante representantes de empresas importadoras de café el catálogo de variedades del grano que produce su país en 22 de sus 24 provincias.

Prado sostuvo un encuentro la víspera con exportadores de café de ese país y de 25 empresas importadoras de Rusia, consumidora del 80% del café soluble del orbe. 

El país suramericano es el cuarto exportador más grande de café soluble a Rusia, después de Brasil, Alemania e India, indicó el embajador en el Comité Nacional de Cooperación Económica con América Latina. 

A la videoconferencia, denominada ‘El café ecuatoriano, producción, perspectivas del sector cafetero y propuestas comerciales para el mercado ruso’, la directora general del Comité Nacional para la Colaboración Económica con América Latina (CN CEPLA), Tatiana Mashkova; el jefe de la Oficina Comercial PRO ECUADOR en Rusia, Andrey M. Karpov, y el gerente general de Anecafé, Pablo Pinoargote.

Los cafeteros ecuatorianas se pronunciaron por un acuerdo bilateral dirigido a eliminar el 10% de aranceles existente para la venta de ese producto en Rusia.

Ecuador es una de las pocas naciones en el mundo que exporta todas las variedades de café: arábigo lavado, arábigo natural y robusto, y el industrializado (soluble).

Los destinos de las exportaciones del referido producto en el último lustro fueron, principalmente, Colombia, Alemania, Polonia y este estado euroasiático, resaltó Prado.

De acuerdo con el Servicio Federal de Aduanas de la Federación de Rusia, las importaciones de café ecuatoriano del 2015 a 2016 crecieron en 219% en valor, al pasar de US$15 millones a US$48,9 millones, subrayó.

Karpov, representante de PRO ECUADOR en Moscú, apuntó este crecimiento se debe principalmente al aumento significativo del mercado cafetero ruso. Además, hoy en día el consumidor es más exigente en torno a la calidad del producto que recibe, destacando principalmente el origen del mismo.

María Romero, de Anecafé, señaló que esa entidad ocupa el 90% del mercado ecuatoriano en venta de café soluble, cuyas exportaciones quiere extender a 30 naciones. 

Rusia constituye un mercado en expansión para el café soluble, sobre todo por el consumo de la población juvenil y se calcula que su consumo crecerá a un ritmo de 3% anual hasta 2021.

La tendencia del consumo de café en Rusia abre perspectivas ante los productores y exportadores de todo el mundo, incluyendo los ecuatorianos que ofrecen cafés especiales denominados “Champagne” y que han alcanzado puntajes de 90.45, de acuerdo a los estándares internacionales de la Asociación de Cafés Especiales de América (SCAA por sus siglas en inglés), indicó PRO ECUADOR.