Quito. Con 70 perforaciones del subsuelo con profundidades promedio de 40 metros, 23 kilómetros de sísmica pasiva y 220 medidas de vibraciones naturales, iniciaron los estudios para la construcción del Metro de Quito.

Los trabajos, realizados por la Unidad Metro Quito, se cumplen las 24 horas del día, con ocho equipos de perforación especializados, aplicando técnicas modernas como las pruebas presiométricas, nunca antes utilizadas en ambientes urbanos en el país.

El Metro de Quito tendrá, en su primera línea, una longitud total de 22 kilómetros entre sus estaciones principales de Quitumbe (sur de Quito) y El Labrador (Norte), con 15 estaciones distribuidas a lo largo de la ruta que transportará 377 mil pasajeros por día en su primer año de operación.

Según el proyecto, el metro tendrá 18 trenes de seis vagones cada uno para un total de 108 vagones de transporte masivo.

Los estudios, se iniciaron en noviembre de 2011 en la zona de Quitumbe y continúan por diversos sectores de la ruta atravesando La Magdalena, Villa Flora, la zona de El Panecillo, San Francisco, la Alameda, El Ejido, La Carolina, La Jipijapa y el Labrador.

Hasta la fecha, se han efectuado 38 perforaciones con sus respectivos ensayos y pruebas y restan por ejecutarse 32 más que se cumplirán de acuerdo a un cronograma de trabajo establecido.