Guayaquil. Con la apertura de un nuevo aeropuerto, el gobierno ecuatoriano apuesta a repotenciar el turismo en la provincia de Santa Elena, un área de la costa suroeste de Ecuador favorecida por imponentes balnearios que tienen amplia concurrencia durante todo el año.

Según las autoridades aeronáuticas, la construcción de la terminal aérea, pista y vías de acceso, culminó en diciembre último y tuvo un costo de US$40 millones.

Este aeropuerto, denominado General Ulpiano Páez, está situado en el cantón Salinas, donde antes era una pista de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

El complejo aeronáutico cuenta con una pista de 2.437 metros de largo y 45 metros de ancho y está en capacidad de recibir a Los aviones Boeing 747, que transportan alrededor de 500 personas. Mientras, el edificio terminal tiene una sala de espera con capacidad para 200 pasajeros y se levanta sobre una superficie de 2.800 metros cuadrados.

La inauguración de esta terminal está prevista para este mes de enero y por el momento solo tendrá tráfico de aerolíneas nacionales, pero se apunta en un futuro establecer rutas internacionales en el momento en el que el cantón Salinas tenga un mayor desarrollo de obras de servicios básicos, dijo al diario público El Telégrafo el gobernador de Santa Elena, César Palacios.

El gobierno ecuatoriano ha invertido aproximadamente US$300 millones en la construcción y repotenciación de quince aeropuertos de distintas ciudades del país, indicó Fernando Guerrero, director general de Aviación Civil.