Quito. Hay optimismo en el gobierno de Ecuador respecto a lograr la meta de recaudar US$100 millones hasta diciembre de 2011, para la iniciativa Yasuní ITT que busca dejar bajo tierra un rico yacimiento de petróleo que se encuentra en una zona de la Amazonía a cambio de una compensación económica.

El subsecretario de Política y Planificación del ministerio de Patrimonio ecuatoriano, Tarsicio Granizo, informó que el fideicomiso que administra los fondos requeridos para el proyecto, ha recaudado cerca de 40% de los US$100 millones.

En el fideicomiso internacional los aportes llegan a los US$37 millones y nacional anota US$50.000, dijo la Agencia Andes.

Tarsicio Granizo indicó que “en cuatro meses hemos juntado estos recursos somos optimistas de cumplir el objetivo. En el año 2011 nos centraremos bastante en el sector privado y vamos a continuar con las negociaciones de alto nivel con los países que han anunciado su apoyo”.

La iniciativa Yasuní ITT propone no explotar 20% de las reservas petroleras existentes a cambio de una contribución de los países desarrollados, que equivalga a la mitad de los recursos que recibiría Ecuador
si desarrollara los campos petroleros ubicados en el Parque Nacional Yasuní, la mayor reserva biodiversa del país.

Se calcula que dejar sin explotar esos recursos, evitará echar a la atmósfera 400 millones de emisiones de CO2.