Siete de las ocho hidroeléctricas que deben proveer de energía al país para suplir el aumento de demanda dentro del plan de reemplazo de cocinas de gas doméstico por las estufas de inducción tienen como fecha de entrega el 2016.

Esto según la Secretaría Nacional de Desarrollo y Planificación (Senplades) con base en datos entregados por el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable (MEER) con corte a diciembre del 2014.

En tanto, el presidente Rafael Correa ha anunciado que el subsidio al gas doméstico será eliminado de forma progresiva en el 2016.

No obstante, el ministro de Industrias, Ramiro González, habló el viernes pasado de comenzar a bajar el peso de ese subsidio. Tras referirse a la compra de 500 mil cocinas de inducción a China, dijo: “Queremos dar justamente fuerte golpe de impacto para que ya comencemos a reducir el subsidio al gas. Si logramos este año colocar un millón de cocinas en el mercado, estaríamos ahorrando más de US$230 millones solo por el hecho de no comprar el gas en el exterior”.

En el plan de entrega de las siete hidroeléctricas para el próximo año están: Coca Codo Sinclair, la más importante que producirá 1.500 megavatios (MW); Sopladora, Minas San Francisco, Toachi Pilatón, Delsitanisagua, Manduriacu y Quijos. Estas obras en conjunto generarán 2.801 MW. Entre tanto, Mazar Dudas tiene un plazo hasta finales de este mes (21 MW).

Lo previsto no significaría un problema en el abastecimiento de energía necesaria para las cocinas de inducción, según el ministro de Electricidad, Esteban Albornoz: “No se preocupe. Existe la suficiente energía para satisfacer el incremento de demanda que se necesita para las cocinas de inducción. No hay problema, todo está muy bien planificado”, señaló.

La hidroeléctrica Manduriacu (60 MW), ubicada en Pichincha e Imbabura, inició una parcial entrega de energía. Es que a mediados de enero se anunció el comienzo de la fase de operación experimental. La prueba empezó con la apertura de la compuerta de captación en la presa, informó el MEER.

Coca Codo Sinclair entrará a funcionar en febrero del 2016. Héctor Espín, vocero de Sinohydro, la empresa constructora, manifestó: “En un inicio entrarán en funcionamiento cuatro de las ocho turbinas y las restantes irán en forma progresiva”. Además aclaró: “Todas las turbinas se encuentran en el país, algunas han sido trasladadas al sitio de obra y las otras están siendo desaduanizadas en Guayaquil”.

La obra tiene retraso en Casa de Máquinas, pero la empresa Sinohydro aumentó los trabajadores a 1.700 para avanzar.

En el caso de Toachi Pilatón, el 24 de diciembre pasado, con una resolución de la Corporación Eléctrica del Ecuador, se extendió por 315 días (a partir del 25 de enero del 2015) el plazo de entrega de Toachi Pilatón (es decir, hasta mediados de diciembre de este año). Sin embargo, el MEER publica en su web que la entrega será en julio del 2016.