Una de las grandes obras que se construye en Ecuador es el proyecto de Gas Licuado de Petróleo (GLP) Monteverde, que se constituye en el puerto o muelle de almacenaje terrestre de GLP más moderno de Latinoamérica y el segundo más profundo del mundo, indicó este sábado el presidente Rafael Correa.

“El muelle tiene un kilómetro y medio de largo y tiene una profundidad de 23 metros, después del muelle de Róterdam (Países Bajos) es el muelle más profundo del mundo”, explicó el mandatario quien visitó el muelle ubicado en la provincia de Santa Elena, costa ecuatoriana, durante el feriado de diciembre.

Este es uno de los muelles más modernos en la región que permitirá el desembarco de hidrocarburos con mayor seguridad y será utilizado por la refinería del Pacífico, cuando esté construido, para exportar derivados, dijo Correa.

La inversión de esta obra alcanza los US$330 millones y cuenta con un área de operaciones de 350 metros en el que se recibirán buques de hasta 120.000 toneladas y buques de 75.000 toneladas de peso muerto que lo convierte en el puerto más importante de graneles líquidos de América.

Otras obras avanzadas que visitó esta semana el presidente de Ecuador en la provincia costera de Santa Elena fueron el puerto pesquero artesanal de Anconcito, el aeropuerto de Salinas y el acuario de Valdivia, además de la zona turística La Chocolatera, de la cual dijo que debe extender el horario de visita para los turistas.