El único avión operativo que tenía Ícaro será subastado este viernes para completar los valores que corresponden a la liquidación de los empleados de la compañía.

La aeronave está valorada en US$1,6 millones, según la Superintendencia de Compañías, entidad a cargo de la disolución de la empresa.

La Superintendencia explicó que esta será la segunda subasta que se realiza con los bienes de la aerolínea. Se incluirán bienes muebles e inmuebles, repuestos, equipos y maquinarias.

Antes de su cierre, Ícaro tenía 127 trabajadores. De ellos, 113 fueron liquidados y 14 tienen valores pendientes. El monto de liquidación para los ex empleados, según la entidad, es de US$957.013, de esto ya se han cancelado US$813.151.

Uno de los primeros procesos que se realizó para recuperar el dinero fue la venta del antiguo local de Ticket Point de Ícaro a US$301.000.

Además se cobraron dos deudas que mantenían otras instituciones con Ícaro. Esos valores alcanzaron los US$362.385.