Buenos Aires. El distribuidor de electricidad Edesur SA dijo este miércoles que este año invertirá un 30% más de lo previsto originalmente para aumentar la calidad y capacidad de su red eléctrica.

Edesur, controlada indirectamente por la italiana Enel SpA, provee electricidad a cerca de 6,1 millones de personas en el sur de la ciudad de Buenos Aires, y a una docena de municipalidades en la provincia de Buenos Aires.

La empresa, que en diciembre de 2010 provocó la ira de funcionarios del gobierno después de una serie de apagones que dejaron a muchos clientes sin electricidad, dijo que invertirá 550 millones de pesos (US$138 millones) en el 2011.

Advertencia ministerial. El anuncio de Edesur se produce después que el Ministro de Planificación, Julio De Vido, dijera a comienzos de este mes que dio a la empresa 10 días para presentar un nuevo plan para mejorar su infraestructura y ampliar la capacidad.

De Vido indicó que la empresa podría perder su concesión si no anunciaba rápidamente planes para invertir una mayor cantidad de dinero.

El gobierno había dicho que Edesur tendría que invertir al menos 414 millones de pesos (US$104.01 millones) para mejorar su red de distribución.

Edesur, controlada indirectamente por la italiana Enel SpA, provee electricidad a cerca de 6,1 millones de personas en el sur de la ciudad de Buenos Aires, y a una docena de municipalidades en la provincia de Buenos Aires. Los habitantes del norte de la ciudad capital son atendidos por la empresa Edenor.