Washington. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) acusó este jueves a Fiat Chrysler de violar la Ley de Aire Limpio del país al instalar software para engañar en las pruebas de emisiones en cerca de 104.000 vehículos.

     Los modelos afectados incluyen modelos ligeros Jeep Grand Cherokee y Dodge Ram 1500 vendidos en 2014, 2015 y 2016 con motores diésel de tres litros vendidos en Estados Unidos, indicó la EPA.

     La agencia añadió que el software oculto condujo a mayores emisiones de óxido de nitrógeno de los vehículos.

     "No revelar el software que afecta las emisiones del motor de un vehículo es una seria violación de la ley que puede resultar en la contaminación del aire que respiramos", indicó en un boletín Cynthia Hiles, administradora asistente de la Oficina de Aplicación de la Ley y Cumplimiento de la Norma de la EPA.

     "Seguimos investigando la naturaleza y efecto de estos dispositivos. Todos los fabricantes de autos deben seguir las mismas reglas y seguiremos haciendo que rindan cuentas las compañías que adquirieron ventas competitivas de forma ilegal e injusta", añadió.

     La acusación se produce después de una investigación similar realizada en vehículos de Volkswagen por utilizar un software para alterar las emisiones durante las pruebas.

     En septiembre de 2015, la EPA ordenó un programa de pruebas extendido para revisar dispositivos en vehículos ligeros.

     Esta prueba reveló que los modelos de Fiat Chrysler en cuestión produjeron mayores emisiones de óxido de nitrógeno en condiciones de operación normal.