Washington. Los reguladores de Estados Unidos cerraron este viernes tres pequeños bancos, dijo la agencia estatal de seguros de depósitos, lo que eleva el total de bancos quebrados en lo que va del año a 86.

Aún cuando la recuperación económica eleva las ganancias de los grandes bancos, los menores siguen luchando contra las pérdidas por créditos hipotecarios malos.

La agencia dijo que espera que las quiebras lleguen a su mayor ritmo en el tercer trimestre, pero advirtió esta semana que las amenazas económicas podrían opacar la recuperación de la industria.

El año pasado fueron cerrados 140 bancos frente a los 25 de 2008 y los 3 de 2007.

Este viernes, la agencia dijo que cerró el Peninsula Bank of Englewood, en Florida. Tenía US$644,3 millones en activos. Premier American Bank en Miami absorberá sus operaciones.

En Savannah, Georgia, First National Bank fue cerrado. Tenía activos por unos US$252,5 millones. Sus depósitos serán asumidos por The Savannah Bank, National Association.

En Nuevo México, los reguladores cerraron el High Desert State Bank en Albuquerque, que tenía activos por unos US$80,3 millones. First American Bank acordó asumir sus depósitos.

Las tres quiebras podría tener un costo total para la agencia de unos US$284,6 millones.