El gobierno de Estados Unidos dijo este sábado que recibió los documentos de la Unión Europea sobre el financiamiento del Airbus A350, después de que los solicitó a la Organización Mundial de Comercio hace más de un mes en medio de la disputa transatlántica sobre subsidios a las firmas aeronáuticas.

"El panel de cumplimiento ordenó a la UE que entregará documentos e informes ante una solicitud hecha por Estados Unidos hace más de un mes, y hemos recibido los documentos ayer", dijo una portavoz del despacho del Representante Comercial de Estados Unidos.

Es la primera vez que el financiamiento de la respuesta europea al Boeing 787 Dreamliner, que debe realizar su primer vuelo el próximo año, ha sido involucrado directamente en la mayor disputa comercial del mundo, pero aún resta por verse cómo actuará la OMC ante los datos.

Ambas partes están presionado para que se apliquen grandes sanciones comerciales después de que la OMC, con sede en Ginebra, descubrió que Airbus y su rival Boeing se habían beneficiado de miles de millones de dólares de subsidios injustos en un par de quejas comerciales que se encuentran en su noveno año.

Washington ha pedido a Airbus que deje de recibir préstamos de países europeos -Reino Unido, Francia, Alemania y España- y afirma que la OMC debería considerar los préstamos para el A350 cuando evalúe las sanciones por el apoyo recibido anteriormente.

La UE dice que el avión no entra el caso y que su financiamiento cumple con las decisiones de la OMC.

La fuente estadounidense dijo que estimaciones externas calculan los préstamos pagados a Airbus por el A350 en cerca de 4.500 millones de dólares.

Según una fuente estadounidense, que pidió no ser identificada, las cifras de financiamiento del A350 fueron entregadas el viernes como parte del procedimiento de cumplimiento con la OMC. Ambas partes dicen haber obedecido a la OMC mientras acusan a sus rivales de no haberlo hecho.

Una fuente europea dijo que el panel de la OMC meramente quiere ver los papeles del financiamiento para evaluar si son relevantes. Hasta el momento ha rehusado abordar directamente los pagos al A350.

No hubo funcionarios europeos disponibles de inmediato para realizar comentarios.

La nueva medida se da en un momento delicado para la matriz de Airbus, EADS, mientras evalúa una fusión con la británica BAE Systems, que tiene importantes intereses en Estados Unidos.

La reciente disputa en la OMC podría dar nuevos argumentos a los opositores estadounidenses a la fusión por 45.000 millones de dólares, que será sometida a un minucioso proceso de investigación y se espera que sea revisada de cerca por Boeing o sus partidarios en el Congreso.

Críticos de EADS temen a la combinación de las grandes operaciones de BAE en Estados Unidos y sospechan que los actuales subsidios a Airbus puedan dar al grupo un injusto poder para fijar precios y dañar a la industria estadounidense.