Nueva York. Los fiscales federales de Estados Unidos están realizando una investigación penal para determinar si Goldman Sachs Group Inc. o sus empleados cometieron fraude de valores en la negociación de valores hipotecarios, indicaron fuentes cercanas a la pesquisa.

La investigación de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en Manhattan, que se encuentra en una etapa preliminar, surgió a raíz de información provista por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), añadieron las fuentes.

La SEC acaba de entablar una demanda civil en la que acusa a la firma de Wall Street y a un corredor de su grupo hipotecario de cometer fraude de valores.

Goldman y el operador han dicho que no cometieron ningún delito y se están defendiendo de las acusaciones.

Numerosas investigaciones criminales se lanzan sin que el gobierno presente cargos. En esta ocasión, los fiscales no han determinado si presentarán cargos, dijeron las fuentes.

La investigación complica la situación de Goldman, la firma de valores más poderosa de Wall Street.

La investigación penal se centra en evidencia distinta a la presentada en el caso civil de la SEC, agregaron las fuentes.

No se ha podido determinar cuáles son las transacciones de Goldman que estudia la investigación.

Un portavoz de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en Manhattan rehusó realizar comentarios sobre el tema, al igual que representantes de Goldman.