Washington. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo este viernes que en determinadas circunstancias se justificaría liberar las reservas estratégicas de petróleo del país.

"Existe un argumento a favor del uso de la reserva en ciertas circunstancias y nosotros continuaremos considerándolas y evaluándolas con cuidado", declaró Geithner al canal de televisión CNBC.

Algunos legisladores del partido Demócrata instaron a la Casa Blanca a que libere parte de las existencias de petróleo del país para combatir los precios del crudo, que actualmente superan los US$123 por barril.

La llegada de las sanciones estadounidenses contra los compradores del petróleo de Irán además de un inminente embargo de la Unión Europea (UE) obligaron a países a comenzar a recortar sus compras de petróleo iraní.

Preocupaciones de que podría estrecharse el suministro impulsaron un alza en los precios del crudo.

"Obviamente Irán puede hacer mucho daño a la economía mundial", manifestó Geithner, en relación a el riesgo de un suministro global más estrecho.

"Estamos trabajando muy estrechamente en el intento de minimizar ese riesgo, garantizar que hayan fuentes alternativas de suministro desde Arabia Saudita y otros para ayudar a compensar las exportaciones reducidas desde Irán. Eso es una parte importante de nuestra estrategia", dijo.

Irán, el quinto mayor exportador mundial de petróleo, amenazó con cerrar el Estrecho de Ormuz, la principal vía de comercio marítimo del Golfo Pérsico, en respuesta a las sanciones que buscan obligarle a que abandone su programa nuclear.

El año pasado, el gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, se unió a otras naciones de Occidente para liberar un total de 60 millones de barriles de crudo, en respuesta a una interrupción del suministro de Libia.