Nueva York. Brasil, el mayor productor de azúcar, y Filipinas tendrán permitido exportar una mayor cantidad del endulzante a Estados Unidos para contrarrestar una escasez causada por una helada que afectó el cultivo de caña del estado de Florida.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) anunció este lunes la reasignación de 294.835 toneladas originalmente dirigidas a los productores domésticos, para los países exportadores de azúcar a Estados Unidos.

El lunes, más tarde, la Representación Comercial estadounidense (USTR, por sus siglas en inglés) agregó que aquellas importaciones subirán en 102.177 toneladas a 397.012 toneladas debido a que algunos países que debían exportar azúcar a Estados Unidos no podían cumplir sus compromisos.

El USDA tiene un programa de importaciones de azúcar que cubre el año fiscal y que busca equilibrar las importaciones con el consumo y la producción doméstica para que los agricultores reciban un valor mínimo, sin costo neto.

La ley establece que el USDA debe esperar hasta abril para hacer cualquier ajuste en su cuota de importación.

Brasil lidera la lista de 26 naciones, al ofrecer 72.148 toneladas de azúcar sin procesar.

Le siguen Filipinas, con 60.000 toneladas; Australia, con 41.299 toneladas; Guatemala, con 23.884 toneladas; Argentina, con 21.395 toneladas; Perú, con 20.400 toneladas; y República Dominicana, con 20.000 toneladas, dijo el USTR.

Los siete países explican 259.126 toneladas o casi dos tercios del azúcar a ser importada por Estados Unidos.

Las empresas de alimentos, que enfrentan precios elevados, han presionado al USDA para que eleve las importaciones de azúcar, y los productores extranjeros también han pedido un mayor acceso.