Washington. El gobierno de Estados Unidos pidió el lunes a la petrolera española Repsol YPF que adopte las medidas de seguridad y prevención necesarias para evitar posibles derrames de petróleo, después de que sus proyectos de prospección en aguas cubanas generaran preocupación en Florida.

El actual vertido de petróleo en el Golfo de México, tras la explosión en abril de una plataforma operada por la BP, "demuestra la necesidad primordial de que se tomen medidas de seguridad adecuadas y precauciones en la planificación de las perforaciones en aguas profundas", señaló el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Philip Crowley.

Dada la cercanía de Cuba a Cayo Hueso, Florida -90 millas (145 kilómetros)- los planes de un consorcio de petroleras encabezado por Repsol YPF para perforar en aguas cubanas del Golfo de México suscitaron inquietud entre políticos y legisladores estadounidenses.

Las prospecciones en aguas profundas en las costas estadounidenses de Florida están prohibidas de hecho, pero un acuerdo entre Estados Unidos y Cuba que data de 1977 divide las aguas en partes iguales.