Tal vez esas extensas granjas solares, campos repletos de paneles brillantes, sólo sean parte de la solución. Parece que la generación de electricidad en los hogares tiene algo que decir en el cambio del modelo energético. Cada vez hay más pistas que así lo indican. Una de las últimas es la estimación que ha revelado el National Renewable Energy Laboratory (NREL) de Estados Unidos. Según sus cálculos, el 25% de la energía de este país se podría proporcionar mediante tejados solares.

Estados Unidos es el segundo país que más electricidad consume (en los últimos años China lo ha superado). Esto da una idea de la importancia de los tejados solares. Tienen suficiente capacidad como para satisfacer la cuarta parte de la demanda eléctrica de un país consumidor tan voraz.

Y los tejados solares cuentan con una ventaja: su superficie está disponible. Sólo hay que instalar los paneles. No quiere decir que esto sea barato, pero la plataforma está ahí. No hace falta comprar fincas abrasadas por el sol y alejadas de los centros de suministro. Todos los hogares tienen tejados y el consumo se produce en ellos mismos.
El NREL ha estimado que entre todos los tejados que podrían generar electricidad sumarían un total de 1.118 GW de potencia. La organización solo ha contabilizado las zonas donde merecería la pena instalar paneles. Tal vez los estados más al norte del país no sean la mejor opción para colocar tejados solares, mientras que California o Texas tienen más sol.

Estas áreas se han determinado en base a condiciones geográficas, la luz detectada mediante sensores y el análisis de otros datos estadísticos. Con los datos de la superficie hábil, el NREL ha estimado una eficiencia media por panel del 16%. Así ha salido la cifra de 1.118 GW (muy superior a un cálculo similar que se hizo en 2008: 664 GW).

La diferencia con los cálculos de ocho años atrás está en gran parte en la eficiencia. Últimamente los paneles solares han mejorado mucho este aspecto. De hecho hay placas que alcanzan fácilmente el 20% de eficiencia, con lo que la capacidad energética de los tejados solo puede aumentar.

Aparte de la estimación del NREL hay otros estímulos que animan a la generación de energía en los hogares. Algunas tienen nombre propio, como Tesla y SolarCity, que ahora actuarán como una cabeza pensante. La primera ha lanzado una batería para hogares y un estético tejado solar, ambos bajo el paraguas de su marca. La segunda pone el músculo en esto de la energía solar.