Las compañías alimenticias deberían reformar el marketing para niños y publicitar sólo comida saludable, dijeron este jueves cuatro agencias estadounidenses que proponen implementar nuevas directrices en esa industria.

La propuesta, que cambiaría la publicidad de alimentos para niños, pide que los avisos sean sobre comidas que "hacen una contribución importante a una dieta saludable" y minimizan los ingredientes que podrían tener un impacto negativo sobre el peso y la salud.

El grupo de trabajo está conformado por la Comisión Federal de Comercio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

El equipo llevó en conjunto la propuesta al Congreso.

Si se implementan, los principios implicarían una revolución en la publicidad infantil, que actualmente está dominada por los avisos sobre alimentos salados y cereales, bebidas y yogures azucarados.

"La comisión es consciente del impacto significativo que la propuesta tendría sobre el actual mercado", indicaron los cinco integrantes de la comisión en un comunicado.

"Un porcentaje importante de los productos actualmente comercializados para los niños no cumplirían con los principios nutricionales propuestos. Algunos alimentos probablemente requerirían reformulaciones sustanciales", añadieron.

Los principios se implementarían a partir del 2016 y se consideraría "niños" a todos los menores de 17 años.