Londres.- Irán se opuso a una petición de Estados Unidos para que Arabia Saudita aumente su producción de petróleo a fin de cubrir una caída de las exportaciones de la república islámica y anticipó que la OPEP no atendería la solicitud, lo que prepara el escenario para una reunión difícil con el grupo de naciones exportadoras de crudo a fines de este mes.

El gobernador de la OPEP en Irán, Hossein Kazempour Ardebili, respondió a las noticias de que el gobierno de EE.UU. había pedido de manera extraoficial a Arabia Saudí y otros productores de la OPEP que aumentaran su producción.

“Es una locura y sorprende ver que las instrucciones procedentes de Washington para que Arabia Saudí compense la caída de las exportaciones de Irán debido a las sanciones ilegales a Irán y Venezuela”, dijo Kazempour a Reuters.

Kazempour pronosticó que la OPEP no cedería ante la petición de EE.UU. y dijo que los precios del petróleo subirían como respuesta a las sanciones de Washington a Irán y Venezuela, como ya lo hicieron durante anterior ronda de sanciones por parte de Estados Unidos contra Irán. “Nadie de la OPEP actuará en contra de dos de sus miembros fundadores”, dijo. “EEUU intentó hacerlo contra Irán la última vez, pero los precios del petróleo subieron hasta US$140 por barril.

“La OPEP no aceptará una humillación así. Qué arrogante e ignorante puede ser uno para subestimar la historia de 60 años de cooperación entre competidores”, dijo la entidad.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo se reúne para revisar su política de producción en 22 de junio en Viena. La OPEP, fundada en 1960, suele acordar una política de petróleo común pese a las diferencias de opinión e incluso guerras entre algunos paises miembro a lo largo de los años. Kazempour dijo que la organización rechazaría conjuntamente las pretensiones de EE.UU.

“La OPEP no aceptará una humillación así. Qué arrogante e ignorante puede ser uno para subestimar la historia de 60 años de cooperación entre competidores”, dijo la entidad.