Nueva York. Los inventarios de petróleo de Estados Unidos aumentaron la semana pasada en línea con las estimaciones de analistas, sin embargo, el incremento de las existencias de gasolina fue inesperado, según cifras publicadas el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Los inventarios de crudo aumentaron en 2,9 millones de barriles a 349,2 millones de barriles en la semana que finalizó el 26 de marzo, en comparación con una estimación promedio de un incremento de 2,1 millones de barriles.

En tanto, las existencias de derivados del petróleo continúan en niveles inusualmente altos. Los inventarios de gasolina subieron mientras que los analistas anticipaban una reducción a medida que las refinerías preparan gasolina apta para su uso en verano antes de la temporada de viajes automovilísticos.

Las existencias de gasolina aumentaron en 313.000 barriles a cerca de 224,9 millones de barriles, según el informe semanal de la Administración de Información de Energía del Departamento de Energía. La cifra se compara con una caída de 1,3 millones de barriles proyectada por los analistas encuestados por Dow Jones Newswires.

En tanto, las existencias de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, registraron una caída de 1,1 millones de barriles a 144,6 millones de barriles. Analistas esperaban una caída de 1,5 millones de barriles.

La tasa de utilización de la capacidad instalada de las refinerías ascendió en 1,5 puntos porcentuales al 82,6%, el nivel más alto desde la semana que terminó el 2 de octubre cuando la tasa de utilización alcanzó el 85%. Los analistas estimaban un incremento de 0,2 de punto porcentual.