Washington. La demanda de las economías emergentes seguirá dando apoyo a los precios del petróleo, a pesar de un menor uso en los países desarrollados y a la reciente liberación de reservas de emergencia de crudo, dijo este martes el gobierno estadounidense.

La liberación coordinada el mes pasado de unos 60 millones de barriles de petróleo de emergencia significa que las naciones industrializadas no reducirán fuertemente sus existencias comerciales de petróleo este año, dijo la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) en su perspectiva de corto plazo.

Las naciones de Occidente van a reducir sus existencias comerciales de petróleo en 71 millones de barriles durante la segunda mitad de este año, mucho menos que los 127 millones de barriles pronosticados anteriormente, dijo la EIA.

Sin embargo, "la EIA aún prevé que los mercados de petróleo se ajusten debido a la creciente demanda de combustibles líquidos en las economías emergentes y una desaceleración del crecimiento del suministro fuera de la OPEP mantengan la presión alcista sobre los precios del crudo", añadió.

La EIA dijo que espera que los precios del petróleo estadounidense West Texas Intermediate CLc1 promedien US$98 por barril en el 2011, una baja desde su pronóstico anterior de US$102, pero cerca de un 24% por encima del nivel del año pasado.

En el 2012, los precios del petróleo promediarían 103 dólares por barril, una caída desde el pronóstico de 107 dólares del mes pasado.

Arabia Saudita, el mayor productor de la OPEP, ha incrementado su producción de petróleo en junio a 9,5 millones de barriles por día (bpd), desde 8,9 millones de bpd en mayo, dijo la EIA.

Reduce pronóstico crecimiento demanda. La demanda mundial de petróleo aumentará este año y en el 2012, pero no tanto como la EIA había anticipado previamente.

La agencia redujo su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo para el 2011 en 270.000 bpd, a un incremento de 1,43 millones de bpd.

La demanda de crudo en el 2012 aumentaría cerca de 1,58 millones de bpd, o unos 10.000 bpd menos que el pronóstico de la agencia el mes pasado.

En Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de crudo, la demanda aumentaría en apenas 30.000 bpd este año, una fuerte baja desde los 150.000 bpd de crecimiento estimados previamente.

La EIA dijo que el pobre aumento del 0,2% en la demanda de combustible en 2011 respondió a un débil crecimiento económico y a los altos precios de la gasolina.

La demanda de petróleo estadounidense en el tercer trimestre sería 60.000 bpd menor a la de un año antes, pero el consumo de combustible se recuperaría en el cuarto trimestre y aumentaría en 110.000 bpd durante el mismo periodo del año pasado, dijo la agencia.

Más temprano el martes, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dijo que la demanda mundial de crudo crecerá más lentamente en el 2012 debido a una frágil economía mundial y a la profundización del declive del consumo en Europa.