Río de Janeiro. El empresario brasileño Eike Batista declaró este miércoles que US$7.000 millones son "muy poco" por una participación en siete campos petroleros brasileños propiedad de una de sus compañías.

OGX Petróleo e Gas Participações se encuentra en el proceso de vender el 30% de sus hallazgos petroleros en la cuenca de Campos de Brasil, y anteriormente en la sesión un representante de OGX en China dijo que la compañía buscaba un monto de entre US$12.000 millones y US$14.000 millones.

OGX quiere capitalizar una serie de hallazgos petroleros que realizó en la cuenca de Campos, donde la compañía espera comenzar a extraer crudo en el primer semestre de 2011. OGX planea transferir siete bloques de crudo a una compañía separada, OGX Campos, y venderá una participación del 30% a otros inversionistas.

Valor de referencia: Petrobras. Batista no ofreció un valor específico, pero dijo que las reservas en los campos de OGX deberían valer más que los US$8,51 por barril pagados recientemente por la estatal Petrobras por reservas en bloques de aguas profundas en la cuenca de Campos.

Batista dijo que OGX no participará en la subasta del bloque Libra que realizará el gobierno, ni está interesada en comprar cuatro bloques brasileños que venderá Royal Dutch Shell.