Santiago. La minera Rio Tinto prevé para el año 2011 un déficit en el suministro global del cobre, tras permanecer el mercado balanceado este año, con China presionando a la baja las reservas estratégicas para satisfacer la demanda, dijo este martes un importante ejecutivo de la firma.

Andrew Harding, principal ejecutivo de la división de cobre de la firma, dijo a Reuters en una entrevista que si las proyecciones sobre la demanda de China e India se cumplen, sería muy difícil para el suministro global cubrirla.

"Viendo el suministro de cobre, podría decir que el riesgo está disminuyendo", dijo Harding en el marco de la conferencia anual de cobre CRU/CESCO en Santiago.

"Cuando los precios suben, todos hacen lo mejor para producir lo más que puedan, nosotros lo hacemos. Pero la realidad es que es muy difícil y no hay señales obvias de alguna mejora en la situación de suministro", afirmó.

Aunque el ejecutivo estimó que habría un balance entre los suministros y la demanda en 2010, consideró que el mercado global enfrentaría un déficit de suministro de cobre en 2011 debido a la demanda en China y una prevista recuperación de Estados Unidos.

El precio del cobre se ha más que duplicado en los últimos 15 meses y cotizó este lunes sobre los US$8.000 la tonelada.

"No puedo dar actualmente un número para lo que será el déficit (...) pero puedo decir que será significativo", dijo Harding.

El ejecutivo dijo que aunque la producción de cobre de Rio Tinto creció casi 15% en 2009 sobre las 800.000 toneladas, probablemente tendrían problemas para mantener la producción hasta el año 2013 debido a la disminución de las leyes del mineral.

Proyectos. En Escondida, que es el mayor yacimiento de cobre del mundo donde Rio Tinto tiene 30% de participación, se reportó un incremento de 30% en su concentrado de cobre en el cuarto trimestre, después de reparar su molino SAG.

El proyecto en Mongolia, Oyu Tolgoi, está previsto que comience a producir en 2013, lo que revertiría una eventual menor producción de cobre. El proyecto podría producir en promedio unas 450.000 toneladas anuales en las próximas tres décadas.

En Sudamérica, Harding dijo que veía mucho potencial minero y que estaba "muy positivo" sobre el futuro de desarrollos de más proyectos.

"Nosotros de hecho estamos gastando dinero en exploraciones (...) y estamos confiados en que seguiremos invirtiendo dinero en la región", afirmó el ejecutivo.

En Perú, Rio Tinto controla La Granja, proyecto cuprífero de tajo abierto, ubicado en la región norteña de Cajamarca, considerado uno de los yacimientos más grandes de Latinoamérica.

La Granja tiene un objetivo de mineralización estimado de 8.000 millones de toneladas de cobre pórfido, pero con una ley promedio de mineral de 0,55%.