La Paz. El comandante de la 5ta. División de Ejército, general Daniel Sotelo, dijo que el trabajo desarrollado por los efectivos militares en las poblaciones fronterizas con el Brasil ha permitido frenar el contrabando de combustibles. “Hoy por hoy se ha cortado el contrabando hasta en un 90%”, afirmó el jefe militar.

En muchas poblaciones bolivianas cercanas con la frontera brasileña algunos ciudadanos se dan a la tarea de sacar del país por la vía del contrabando garrafas con Gas Licuado de Petróleo (GPL), gasolina y diesel oíl, cuyo valor económico es mayor en el extranjero y se convierte en un “negocio” para los contrabandistas en desmedro de la economía nacional que subvenciona estos productos.

El jefe militar informó, según un reporte de la Agencia de Noticias de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que la Unidad está cumpliendo a cabalidad la disposición emanada por la Asamblea Legislativa, en lo que concierne a la lucha contra el contrabando de carburantes en las fronteras de Bolivia, según la Ley 100 de Desarrollo y Seguridad Fronteriza.

La norma garantiza la presencia estatal en los puntos fronterizos y penaliza la exportación ilegal de productos como el diesel, gasolina y GLP y crea el Consejo para el Desarrollo Fronterizo y Seguridad con la participación de los ministerios de la Presidencia, de Planificación para el Desarrollo, de Gobierno, de Defensa y de Economía y Finanzas Públicas.