Santiago. Chile es sede de 18 de las 100 empresas que The Boston Consulting Group (BCG) ha destacado en su último reporte, titulado “Por qué las Multilatinas pueden ser la clave para el futuro económico de Latinoamérica[1]”. En él, BCG identifica las mejores 100 compañías latinoamericanas que durante la última década han superado a sus competidores regionales en crecimiento, ganancias y retorno a sus inversionistas, además de operar en varios países. En concreto, las multilatinas tuvieron una tasa de crecimiento medio anual del 5,2% (en comparación con el 1,8% media de todas las empresas de Latinoamérica), con más de mil millones de euros de ganancia anual. 

Como novedad con respecto al primer listado que publicó en 2009, este 2018 se han añadido dos nuevos tipos de empresas: compañías financieras y las llamadas “tecnolatinas”, dedicadas a negocios relacionados con la tecnología, que compiten internacionalmente y que tuvieron más de US$300 millones en ingresos en 2016.

Las multilatinas chilenas. Las empresas chilenas que forman parte de este selecto grupo son: Agrosuper, Antofagasta Minerals, Banco de Crédito e Inversiones (Bci), Carozzi, Celulosa Arauco y Constitución (Arauco), Cencosud, Compañía Cervecerías Unidas (CCU), Concha y Toro, Copec, Embotelladora Andina, Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), Empresas CMPC, Falabella, LATAM Airlines, Ripley, Sigdo Koppers, Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) y SONDA.               

En su informe, BCG destaca a Chile como el país que sigue teniendo los mejores resultados. En este sentido, señala que aunque cuenta sólo el 5% del PIB de Latinoamérica, Chile es la cuna del 18% del listado de multilatinas de BCG. De esta forma, apunta a que está excesivamente representado en el número de multilatinas por su participación en el PIB de la región: 18 empresas, o una participación de 2,8 veces su peso en el PIB de la región.

“Chile tiene los mejores indicadores socioeconómicos entre sus pares, una infraestructura por encima de la media de la región, además de ser considerado el país más estable en términos macroeconómicos  y uno de los más abiertos para el comercio de la zona”, señala Jorge Becerra, senior partner y managing director de BCG, quien es coautor del reporte. Además, añade: “Durante los últimos años, Chile ha sido la nación más exitosa de Latinoamérica en traducir su crecimiento económico en mejora del bienestar para sus habitantes, de acuerdo al índice SEDA (Evaluación de Desarrollo Económico Sostenible) que publica BCG”.

Si lo comparamos con el listado de las 100 multilatinas de 2009, hoy hay tres empresas chilenas menos que en aquel entonces, cuando 21 aparecieron en el informe. De las 18 actuales, seis aparecen por primera vez: Agrosuper, BCI, Copec, Concha y Toro, Entel y Ripley; mientras que el resto repiten: Antofagasta Minerals, Carozzi, Arauco, Cencosud, CCU, Embotelladora Andina, CMPC, Falabella, LATAM Airlines, Sigdo Koppers, SQM y SONDA.      

Tendencias de las multilatinas

El análisis del listado de las 100 multilatinas de este 2018 pone de manifiesto algunas de las tendencias que han transformado la economía regional desde 2009:

·         Mayor presencia de las empresas de consumo. La porción de multilatinas orientadas al consumo y los servicios se han incrementado desde el 31% al 44%. En cambio, el número de empresas de commodities cayó de 12 a 7, debido principalmente a la desaceleración en los precios de las materias primas.

·         Mayor diversidad geográfica. Aunque las compañías de Brasil, Chile y México siguen dominando la lista de multilatinas en 2018, hay más empresas de Argentina, Colombia y Perú que en 2009. Compañías de Costa Rica, El Salvador y Panamá también se han unido a la lista.

·         Mayor creación de valor. La media de la rentabilidad total del accionista (TSR, por sus siglas en inglés) de las multilatinas de 2018 de BCG se incrementó un 12% cada año desde 2000 a 2016, superando ampliamente el TSR promedio de 8% de las compañías globales en el índice de Mercados Emergentes MSCI.

·         Fuerte contribución a la creación de puestos de trabajo. El empleo de las multilatinas se expandió un 2,6% anualmente, desde 2013 a 2016, bien encima de la media regional de creación de empleo para el mismo periodo que fue de solo el 0,3% por año.

.           “La capacidad de las multilatinas para superar los desafíos económicos de la región, adaptarse al cambio y capturar nuevas oportunidades de crecimiento muestra que un sector privado resiliente será uno de los activos más valiosos de América Latina en los próximos años ", apunta Jorge Becerra.

Las claves del éxito de las multilatinas

En su análisis de las 100 mejores multilatinas, BCG identificó varios factores que han hecho que estas compañías tengan un mayor rendimiento que sus competidoras regionales y hayan crecido por encima de la media durante la última década:

·         Mayor conexión con los consumidores. Muchas multilatinas forman parte de la lista de marcas más valoradas de Latinomérica, gracias sobre todo a sus esfuerzos por estrechar y fortalecer las relaciones con sus consumidores. “Este hecho es especialmente importante en la región, donde una mayor proporción de clientes citan el reconocimiento de marca como una razón principal para comprar un producto”, indica Rodrigo Rivera, senior partner y managing director de BCG en Chile y coautor del reporte. “Por ejemplo, en Chile Falabella ha sido consistentemente reconocida como la marca más valorada desde 2012”.

·         Superación de las complejidades de la cadena de valor. Las multilatinas tienden a ser mejores que la mayoría de las empresas lidiando con las dificultades regulatorias y fiscales de América Latina, sus complejas instituciones y su pobre infraestructura. Como consecuencia, las multilatinas  en muchas industrias generan significativamente mayores ganancias de sus activos que sus competidoras.

·         Fusiones profesionales. Las multilatinas invirtieron alrededor de 88 mil millones de dólares en fusiones y adquisiones  desde 2009 a 2017, lo que representa más de un cuarto del valor de toda la actividad de M&A de la región en este periodo. “Crear valor a través de fusiones y adquisiones nunca es fácil”, apunta Jorge Becerra. “Pero nuestra investigación muestra que las multilatinas son particularmente expertas en la gestión del proceso de adquisición de principio a fin”. Un ejemplo de ello es la fusión de TAM y LAN, que se convirtió en la aerolínea líder de la región: LATAM.

·         Dirección de redes de innovación. Las multilatinas tienden a invertir más en I+D que sus pares regionales, teniendo como resultado nuevos productos o soluciones que aceleran el crecimiento. 13 de las 20 patentes principales de Latinoamérica son de multilatinas. Por ejemplo, en Chile BCI, como parte de su programa de transformación digital, ha instalado un laboratorio de innovación, ha publicado un catálogo abierto para programar interfaces de aplicaciones y ha lanzado Mach, la primera aplicación abierta para pagos entre personas.

·         Apoyo a los empleados para promover el talento. Las multilatinas están desarrollando una serie de medidas para superar la grave escasez de formación en América Latina, como establecer alianzas de capacitación con escuelas u operar sus propias Latina, como establecer alianzas de capacitación con escuelas y operar universidades corporativas, como por ejemplo la Academia MELI de Mercado Libre, en Argentina.