Caracas. La necesidad de vivienda propia en Venezuela se siente en los estratos socioeconómicos medio y alto de la población.

Datos oficiales y análisis particulares dan cuenta de una realidad que no es exclusiva de los más desposeídos.

Si bien la mayor demanda de vivienda se concentra en los estratos C, D y E, los segmentos A (clase alta) y B (clase media y media alta) representan la cuarta parte del déficit.

El indicador, según cifras respaldadas por el ministerio de Vivienda y Hábitat, ronda en la actualidad las 2.000.000 de unidades.

Pero, ¿dónde sale registrado este valor? El último Censo general de población y vivienda hecho hace 10 años por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el extinto Consejo Nacional de la Vivienda (Conavi), así como datos que manejan distintas instituciones, entre ellas la Cámara Venezolana de la Construcción (CVC), han llegado a esa conclusión.

De hecho, tomando como referencia el déficit de 2.000.000, el gobierno ha decidido echar a andar un nuevo programa social, la Gran Misión Vivienda Venezuela, a través de la cual se pretende construir esa cantidad de soluciones habitacionales de aquí a 2018.

Ahora, bien, el indicador no se queda detenido allí. Aumenta cada año en la medida en que crece la población. De hecho, se estima que anualmente se incrementa en 120.000 unidades. Hasta hace poco aumentaba a un ritmo de 100.000 unidades al año.

Ahora, ¿cómo se distribuye el déficit? Como es de esperarse, son los sectores de menores recursos los más necesitados de un techo propio.

Se estima que en función de la data disponible del INE, del antiguo Conavi y cálculos propios de la CVC, los estratos socioeconómicos C, D y E concentran 74% de las necesidades de vivienda.

En tanto que el estrato A representa 5,8% de la demanda y el B (clase media, media alta) 20%.

La radiografía del mapa venezolano indica que el déficit más alto lo registran los estados Zulia (14,4%), Miranda (9,5%) y Carabobo (7,7%).

Precisamente, dos de esas entidades (Miranda y Zulia) forman parte de la primera fase del programa social recientemente lanzado por el Gobierno. Esa primera etapa de la misión tomará en cuenta los estados más afectados por las lluvias; en consecuencia la atención especial será para damnificados.

En contraste, las entidades federales que registran menor déficit son Amazonas (0,3%), Delta Amacuro (0,6%) y Cojedes y Vargas con (1,2% cada uno).

Vivienda para todos. El esquema que ha diseñado el Gobierno está dirigido a satisfacer de una vivienda a todo aquel que se registre en el programa.

Voceros oficiales garantizan que esto será un hecho y la semana pasada Francisco "Farruco" Sesto, ministro para la Transformación Revolucionaria de la Gran Caracas, se pronunció al respecto.

"Se garantiza que todas las familias que se van a registrar van a tener su vivienda en los próximos años en todos los estados del país", dijo Sesto.

El registro comenzará el próximo sábado 7 de mayo en Distrito capital y los estados Vargas y Miranda.

Los interesados contarán con distintos puntos de inscripción en los municipios y parroquias de las entidades mencionadas. A la plaza Bolívar de cada pueblo o ciudad se sumarán otras instituciones como el registro civil y las estaciones de Metro y Metro Cable, por citar algunos ejemplos.

El registro está abierto a toda persona que requiera un techo propio.

Solo basta la cédula de identidad y huella dactilar, para ser potencial beneficiario.