Las proyecciones del sector privado para el 2011 no parecen ser las mejores.

Al menos eso se desprende de la última encuesta de coyuntura realizada por la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham) según la cual 31% de los entrevistados no piensa realizar ningún tipo de inversión el 2011, mientras que 40% lo harán a mediano y largo plazo.

Las reservas de los empresarios están justificadas. Según la encuesta de la cámara binacional, 47% de los entrevistados asegura que este año sus ventas disminuyeron respecto al 2009, año en el cual 52% de los entrevistados reportó caída en este indicador.

Asimismo, 26% de los empresarios aseguró que sus ventas se han mantenido estables este año en comparación con las cifras de 2009; al tiempo que 27% de los entrevistados reportó alzas en sus colocaciones, lo que significa un retroceso de 3% respecto a los resultados de 2009.

Aun cuando el análisis no identifica resultados de producción, esta caída de las ventas necesariamente ha afectado la operatividad, tomando en cuenta que 36% de los empresarios asegura que ha disminuido el número de trabajadores, un alza de cinco puntos porcentuales respecto a los números de 2009, cuando solo 31% del empresariado señaló haber realizados recortes en su plantilla laboral.

Dólares de cabeza. La política restrictiva en el otorgamiento de divisas, emprendida por el Gobierno desde principios de año -devaluación de por medio- también ha hecho mella en los resultados del sector privado.

De hecho, solo 44,7% de los entrevistados para la encuesta de Venamcham dijo estar inscrito en el Sitme (Sistema de Transacción con Títulos en Moneda Extranjera); mientras que 55,8% dice no participar de este programa para la obtención de dólares preferenciales.

Un dato es más elocuente en el efecto que ha tenido el Sitme en la operatividad del sector privado: el promedio de dólares asignados por este mecanismo es de apenas 30% de lo solicitado.

Otro detalle: pese a la agilización en la asignación de moneda extranjera por parte de la Comisión de Administración de Divisa (Cadivi), especialmente para sectores prioritarios, casi 58% de los entrevistados asegura que el promedio de días para acceder al monto solicitado oscila entre 91 y más de 120, lo que indudablemente ocasiona problemas para la adquisición de materias primas y productos terminados.

No en balde la obtención de divisas a través de Cadivi o el Sitme aparece como el principal factor que ha afectado el desempeño de las empresas este año, un escaño que es compartido con la inflación. Entre los problemas que preocupan a los empresarios, en orden de importancia le siguen los cambios en el marco legal y la inseguridad jurídica imperante en el país.

Negro negrito. De la encuesta de Venamcham se desprenden algunos aspectos más preocupantes respecto al desempeño de la economía para 2011, tomando en cuenta que el promedio de inflación estimada para el próximo año se ubica en 32,4%, cifra que supera las estimaciones de la firma Ecoanalítica, que prevé un alza general de precios de 31%.

No obstante, los encuestados admiten que el Producto Interno Bruto experimentará un repunte de 1,4% en 2011, mientras prevén que la variación de sueldos será de 22,6%, cifra cercana al 25% de aumento del salario que decretará el Ejecutivo, según las estimaciones de Ecoanalítica.