Houston. Más de la mitad de la producción de petróleo crudo de Estados Unidos en el Golfo de México permanecía cerrada este domingo debido a que la tormenta tropical Lee obstaculizó los esfuerzos por reiniciar los trabajos en las plataformas de petróleo y gas.

Lee llegó a la costa de Luisiana en la mañana de este domingo, pero se movía muy lentamente hacia el interior.

Sus vientos máximos de 75 kilómetros por hora (kph) dejaron en tierra a los helicópteros de las compañías de petróleo y gas que buscaban llevar personal para que hicieran evaluaciones a las plataformas antes de instalar a los nuevos equipos.

El domingo por la tarde, Lee se encontraba a unos 177 kilómetros al oeste-noroeste de Nueva Orleans, con vientos máximos sostenidos de 72 kilómetros por hora (kph) y se desplazaba a unos 12 kph.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos dijo que los vientos se extendieron hasta 442 kilómetros del centro de la tormenta.

"Estamos a la espera para que los servicios de helicóptero reanuden las operaciones para poder enviar equipos de evaluación a las plataformas antes de devolver los equipos completos, espero que para mañana", dijo Jeffrey Barry, portavoz de Murphy Oil Corp.

Reguladores de Estados Unidos dijeron que 843.223 barriles por día, o el 60,2% de la producción petrolera del Golfo, estaba cerrada, sólo 0,1 puntos porcentuales menos que el sábado.

La producción de gas natural reanudada era mucho más, con 2.300 millones de pies cúbicos, o un 44,3%, de su producción aún cerrada, por debajo del 54,6% de este sábado, dijo la Oficina de Gestión de Energía Oceánica de Estados Unidos.

El Golfo representa el 27% de la producción petrolera de Estados Unidos y alrededor del 8% de la producción de gas natural, de acuerdo con la Administración de Información de Energía del país.

La costa del Golfo también alberga cerca del 40% de la capacidad de refinación del país, con numerosas plantas a lo largo del corredor del río Misisipi, cerca de Nueva Orleans.

Las refinerías dijeron el domingo que las operaciones eran normales a pesar de los vientos y la lluvia generados por Lee.

"Nuestras unidades están operando normalmente. Todavía estamos mirando de cerca la tormenta Lee, mientras pasa por la costa", dijo Will Hinson, portavoz de una refinería de 192.500 barriles por día que operan conjuntamente Exxon y PDVSA, la petrolera estatal venezolana, en Chalmette, Luisiana.

Anadarko Petroleum Corp dijo este domingo que estaba lista para reiniciar todas sus plataformas de petróleo y gas en el Golfo tan pronto como el clima lo permita.

La compañía sostuvo que había reincorporado a su personal y reiniciado sus tres plataformas en el oeste del Golfo, pero que otras cinco permanecían cerradas.

Royal Dutch Shell dijo que estaba reincorporando el personal y reiniciando las operaciones al oeste de Golfo, pero que la tormenta impedía hacer lo mismo en plataformas del centro de la cuenca.

"Pudimos desplegar personal en algunas áreas, pero no en todas. Continuaremos enviando gente si el tiempo lo permite y una vez que hayamos confirmado que las instalaciones son seguras", agregó.