Sin importar que sepan que lo utilizan mayoritariamente con fines personales, un sondeo a 200 empresas efectuado por Zonajobs.com arrojó que el 63% de las compañías argentinas permite que sus empleados usen las redes sociales en el trabajo.

La encuesta apuntó que el 79% de los altos ejecutivos saben que sus subalternos se conectan a sitios como Facebook, Linkedln o Twitter (los más populares en Argentina) para saber lo que está pasando con sus familiares o amigos; y en segundo lugar para obtener noticias o antecedentes que pueden resultar beneficiosos para su trabajo.

Pese a ello, el 76% de las empresas consultadas opinó que las redes sociales favorecen la productividad laboral.

“Las redes sociales bien utilizadas pueden representar una oportunidad para que los empleados estén conectados al mercado, se pongan en contacto entre sí y mejoren sus posibilidades de comunicación con clientes, proveedores y pares, entre otras cosas”, comentó el gerente de Marketing de ZonaJobs, Patrick Summers.

El 57% de las compañías sondeadas tiene una cuenta en una red social y el 60% de las que no poseen una, piensa crear una en el futuro cercano.

La mitad de los consultados explicó que su principal motivación para estar en la web 2.0 es atraer nuevos clientes, interactuar con los clientes e innovar.