Ciudad de Panamá. El acuerdo para inyectar fondos frescos que permitan culminar el principal proyecto de la ampliación del Canal de Panamá fue finalmente firmado por la mayoría de las partes involucradas.

 "El Grupo Unidos por el Canal (GUPC) anuncia la firma del acuerdo llegado con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por el que se facilita la continuación de la construcción del tercer juego de esclusas de la vía interoceánica", indicó un comunicado oficial.

El convenio suscrito involucra, entre otros puntos, un "nuevo financiamiento de US$400 millones por parte del GUPC, en el que participa la aseguradora Zurich, empresa que también firmó el acuerdo", precisó la nota.

La ACP informó este sábado que el convenio, acordado de palabra el pasado 27 de febrero, había sido firmado por tres de las cuatro empresas que conforma el GUPC, incluida Sacyr, quedando pendiente las rúbricas de la constructora panameña CUSA y de la aseguradora Zurich. "El acuerdo entrará en vigencia cuando todos los representantes lo firmen", añadió un comunicado de la ACP.

El convenio suscrito involucra un nuevo financiamiento de US$400 millones por parte de Grupo Unidos por el Canal, en el que está involucrada la aseguradora Zurich, empresa que también firmó el acuerdo.

El GUPC, que ganó en 2009 la licitación para la construcción del tercer juego de esclusas por 3,118 millones de dólares, está integrado por Sacyr (48 %) la italiana Impregilo (48 %), la belga Jan de Nul (3 %) y CUSA (1 %).

El convenio con la ACP "ahora plasmado por escrito, respalda la vía de la cofinanciación que el consorcio ha destacado desde el inicio de las negociaciones como la mejor vía para asegurar el flujo de caja hasta la finalización del proyecto", indicó el GUPC.

El consorcio sostiene que "sobrecostos" por más de US$1.600 millones lo dejaron sin flujo de caja, por lo que se vio obligado a ralentizar las obras desde enero pasado y detenerlas completamente el pasado 5 de febrero, aunque las retomó 16 días después tras comprometerse a ello con la ACP, según explicó el ente panameño.

"Las reclamaciones por los costos adicionales seguirán su procedimiento en los organismos de arbitraje previstos en el contrato", indicó este viernes el GUPC al dar detalles del convenio firmado con la administración de la vía acuática.

La ACP no acepta el monto de los "sobrecostos" por considerarlos "desproporcionados y no sustentados", y ha exigido que sobre los mismos decidan los organismos de arbitraje internacional previstos en el contrato firmado en 2009.

El GUPC añadió en su comunicado que "los principales términos del acuerdo coinciden con los puntos en los que se basaba el acuerdo conceptual" del 2 de febrero pasado. Entre esos términos está que "los trabajos finalizarán en diciembre de 2015", seis meses después de la última fecha anunciada por el consorcio y 15 meses más tarde de lo previsto en el contrato.

El acuerdo define que la ACP y el GUPC "se comprometen a aportar US$100 millones cada uno para permitir el avance de las obras", y que las compuertas de las nuevas esclusas que están en Italia, 12 en total, "van a llegar a Panamá en fases, siendo transportadas en embarques escalonados".

El convenio firmado establece además "una extensión de una moratoria de ciertos pagos para facilitar inversiones en las obras".

La construcción de las nuevas esclusas registra un avance de alrededor del 70%, y la ACP ha desembolsado hasta ahora US$2.831 millones, incluidos US$784 millones en anticipos reembolsables, además de al menos US$160 millones en costos extra.