Lima. La agricultura se consolidó el año pasado como la segunda actividad económica, generadora de mayores divisas para el país, debido al crecimiento de las agroexportaciones, informó el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

Principalmente las agro exportaciones de productos no tradicionales, las cuales registraron un incremento de 11% en su valor de exportación, señaló.

En este grupo destacan los arándanos rojos, uvas, mangos, paltas y espárragos frescos, los que pasaron de US$3.765 millones en el 2016 a US$4,178 millones al tercer trimestre del año pasado.

Asimismo, las exportaciones agrarias tradicionales alcanzaron los US$599 millones, concentrando el 13% del total de las agro exportaciones.

Por ello el balance general del sector a fines del año pasado fue positivo, pese al impacto de El Niño costero, y solo fue superado por la actividad minera, refirió.

Las exportaciones agrarias tradicionales alcanzaron los US$599 millones, concentrando el 13% del total de las agro exportaciones.

Es relevante destacar que el sector agrícola registró un importante impulso hacia el segundo trimestre de 2017, pasando de una tasa negativa de 0.2% a una tasa positiva de 7.6% en el tercer trimestre.

Ello se debió a la recuperación de los cultivos transitorios destinados al mercado interno, como el arroz y a la muy buena producción de papa, explicó.

Entre los cultivos permanentes destacaron en este impulso positivo, el café, el cacao y el arándano, siendo este último cultivo el de mayor contribución, junto a la industria avícola, al crecimiento del VBP (Valor Bruto de la Producción) agropecuaria en el tercer trimestre.

De esta manera, se espera que al cierre del 2017 las últimas evaluaciones y estudios a publicarse a inicios de este año, concluyan que las exportaciones agrarias bordearon los US$6.300 millones, señaló.

Asimismo se espera que el VBP agropecuaria concluya con un crecimiento de hasta 2.5%, añadió.

Promoción a ganadería. Los resultados del sub sector pecuario también son alentadores, destacó. Es el caso de la actividad ganadera, impulsada por la gestión del ministro de Agricultura y Riego, José Manuel Hernández, a través de la Dirección General de 

Ganadería (DGGA). El 2017 se cerrará con la implementación de más de 42.000 nuevas hectáreas de pastos cultivados con alfalfa dormante, proyectó. Ello permitirá quintuplicar el ingreso de los pequeños ganaderos, al triplicarse la producción lechera y de vacunos.

A esto se suma que en nueve cuencas ganaderas de cinco regiones (Puno, Cajamarca, Pasco, San Martín y Ayacucho) se están implementando “Núcleos Genéticos” de alto valor en vacuno de leche y carne en base al suministro de 1.000 embriones y 40.000 pajillas de semen de las razas Braunvieh, Fleckvieh, Brahman y Gyr Lechero.

Sierra Azul. Por otra parte, con el programa Sierra Azul se asegura el suministro de agua para la agricultura y las poblaciones, mitigando los efectos del cambio climático y preservando los recursos para las siguientes generaciones.

La meta del 2017 fue la construcción de 1.000 nuevas “cochas” reguladas, y sistemas de riego para asegurar el riego en 63.000 hectáreas, los que se suman a otros medianos proyectos de riego, para en conjunto, beneficiar a cerca de 90.000 familias.

Titulación de tierras. En otro momento, resaltó que más de 34.000 predios se integraron a la base catastral rural, otorgándose 18.000 títulos de propiedad individuales y 38 títulos a comunidades nativas, que por primera vez recibieron un documento que les acredita la propiedad de las tierras que conducían ancestralmente.

Serviagro. Asimismo, unos 255.000 pequeños y medianos productores agrarios se beneficiaron el 2017 con planes de negocio, acceso a mercados y con el programa Serviagro para incrementar sus capacidades productivas y empresariales de la agricultura familiar.

Infraestructura. También se recuperó el suministro de agua para riego en alrededor de 600.000 hectáreas afectadas por El Niño Costero, resaltó.

Además se realizó actividades de prevención con encauzamiento y limpieza de ríos y quebradas invirtiendo más de 700 millones de soles (US$215.796.000), con lo que se protege a ciudades e infraestructura productiva de lluvias e inundaciones, indicó.

De esta manera, el Minagri cerró el 2017 ejecutando, con eficiencia, junto a sus órganos públicos adscritos (OPA) su plan Agro Próspero, en beneficio de los pequeños y medianos productores del país.