Motevideo. Aunque se hicieron esperar más de lo normal, las bajas temperaturas finalmente llegaron y tanto hogares como oficinas se vieron obligados a utilizar distintos artefactos para calefaccionar los ambientes. El abanico de opciones es variado, así como sus costos asociados. Hasta ahora, ningún equipamiento de calefacción puede destronar la eficiencia calórica y de costos que ofrece el aire acondicionado (split).

De acuerdo al relevamiento de costos que procesó la consultora SEG Ingeniería para El Observador, el split es la opción más económica para calefaccionar un ambiente de 30 m2 con un costo de $ 410 mensuales, seguido de cerca ($ 425) por las calderas o estufas a leña de alto rendimiento. En tanto, a mitad de tabla con un costo de $ 799 mensuales queda la clásica estufa a supergás (GLP).

En el extremo de las opciones menos rentables, aparecen los paneles eléctricos con la tarifa residencial simple –con un costo de $ 1.654–, seguido por las calderas a gasoil ($ 1.194) y los paneles eléctricos con la tarifa inteligente ($ 1.147). Por su parte, calentar un ambiente con una estufa a leña abierta cuesta $ 1.062 mensuales.

La lista de precios de calefacción constituye un estudio comparativo de costos de distintos métodos utilizados por los hogares para dicho fin. En la lista que procesó SEG, se evaluaron varios energéticos y métodos distintos, que incluyen la calefacción central en edificios residenciales, para la cual se puede utilizar por ejemplo el fueloil medio, gas natural o gasoil. Para poder comparar cada método de calefacción es necesario conocer el poder calorífico de cada energético y el rendimiento de cada sistema de calefacción. No se puede comparar un kilo de leña con un litro de fueloil, por lo que se tiene en cuenta el poder calorífico de cada energético. Así, en el caso de la electricidad se habla de kcal/kwh, de esta forma se pueden traducir todos los precios a una única unidad energética, la kilocaloría (kcal) (ver gráfica).

En esta oportunidad, se consideró un consumo de energía de 270kwh/mes, lo que equivale a 232.173 kcal. Esa cantidad de energía equivale a lo que consumiría un panel eléctrico de 1.500 vatios encendido durante seis horas diarias por mes para un ambiente de 30 m2.

En el caso de un split, el costo por cada 1.000 kcal es de $ 1,45 y el de una estufa a leña de alto rendimiento es de $ 1,83 con impuestos incluidos. En el otro extremo, en los paneles eléctricos con una tarifa residencial simple, su costo se dispara a $ 7,1 y a $ 5,1 con una caldera a gasoil.