Madrid. Banco Popular anunció este viernes una reducción del 23% en el beneficio atribuido de 2010 a 590,2 millones de euros debido al aumento de las provisiones y a la contracción del margen de intereses en unos resultados que destacaron por sus elevados ratios de solvencia.

El beneficio de 2010 se situó por debajo de las estimaciones de los analistas, que esperaban de media un resultado de 602 millones de euros tras destinar en el ejercicio pasado 1.834 millones de euros a provisiones.

En el mercado, las acciones de Popular se revalorizaban a las 1143 hora local un 0,53% a 4.343 euros, en comparación con un Ibex-35 plano.

Operadores dijeron que los resultados de Popular habían estado más o menos línea con las estimaciones del mercado pero destacaron como aspecto favorable el hecho de que el banco se hubiera convertido en la entidad española con el mejor ratio de capital de los grandes bancos comerciales cotizados.

"No es que los resultados inviten al optimismo pero en un momento en el que el mercado se fija más en la solvencia, esta entidad sale mejor parada", explicó una operadora.

El banco cerró 2010 con un core capital del 9,43% desde el 8,66% de septiembre.

La gestión del capital básico de las entidades se ha convertido en un factor clave en los mercados después de que el Gobierno elevara recientemente el nivel mínimo de solvencia de máxima categoría al 8% para bancos y cajas.

Analistas destacaron que el reforzamiento de los ratios de solvencia del banco se debía en gran parte a la reciente ampliación de capital y emisión de convertibles.

En el marco de esta operación, la entidad francesa Crédit Mutuel compró un 5% del capital de Popular, con el que acordó crear un nuevo banco en España para aprovechar oportunidades de crecimiento.

El director financiero de Popular, Jacobo González-Robatto, dijo el viernes que estudiaría cualquier oportunidad de compra que se presentara siempre y cuando tuviera sentido.