El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó este domingo un préstamo de US$200 millones a Costa Rica para la construcción de una planta hidroeléctrica, informó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

La iniciativa se denomina "Reventazón", al igual que el río del cual se abastecerá para producir 305,5 megavatios que contribuirán al suministro energético de 525.000 hogares en el territorio costarricense.

El proyecto se localiza en la provincia caribeña de Limón, y al término de su construcción se convertiría en la planta hidroeléctrica de mayor capacidad instalada en el país.

El gerente de Finanzas del ICE, Martín Vindas, enfatizó en un comunicado el interés de la institución por concretar la disponibilidad de los recursos financieros necesarios para garantizar la entrada en operación de la planta en 2016.

El ICE afirmó que la consolidación de la obra impone desafíos a la institución, debido a que el diseño de su estructura considera costos financieros competitivos y un plazo mínimo de 20 años.