El intercambio comercial entre el Perú y la India se afianza cada vez más. Prueba de ello es que desde el año pasado un nuevo producto ingresó a la canasta exportadora peruana dirigida a ese país: el cacao crudo.

De acuerdo con Carlos García, gerente de comercio exterior de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), los envíos de este grano al gigante asiático sumaron US$1,2 millones en 2014. “Nuestros envíos al cierre del año pasado nos sitúan en cuarto puesto como país proveedor, debajo de Indonesia, Ecuador y Uganda.

Sin lugar a dudas, el cacao crudo puede liderar el ingreso del sector agropecuario a este mercado”, dice García. Pero el cacao no es el único envío agrícola con un alto potencial para ingresar a esta plaza asiática.

De acuerdo con García, el aceite de palma en bruto es otro de ellos, ya que la India es el principal importador del mundo de ese producto.

Un tercer cultivo que gozaría de muchas oportunidades en esa plaza sería el kion. “Existe un interesante mercado de compra de alrededor de US$ 17 millones”, dice García. No cabe duda de que habrá más novedades en torno a ambos países en los siguientes años, especialmente porque desde enero de 2015 empezaron las negociaciones de un tratado de libre comercio.