Londres. Los precios del cobre subían casi 2% el viernes ya que la perspectiva para la demanda mejoraba y la aversión al riesgo disminuía después de unos datos favorables de Estados Unidos y unos comentarios positivos del Banco Central Europeo (BCE).

El cobre referencial para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (BML) se negociaba a US$6.710 la tonelada a las 09:41 GMT desde un cierre de US$6.610 el jueves, cuando el metal marcó un máximo en una semana de US$6.745.

"La gente está dándose cuenta de que esto podría no derivar en una recaída en la recesión", dijo Arne Lohmann Rasmussen, analista jefe de Danske Bank.

"Los números que salieron de Europa han sido fuertes, por supuesto que hay preocupaciones subyacentes de que la economía global se frena, pero pensamos (...) que la debilidad del dólar ayudará a la percepción" en los mercados de materias primas, agregó.

Las acciones de Asia y Europa ganaban después de que Wall Street recibió el impulso de una reducción de las solicitudes del seguro de desempleo de Estados Unidos y de que el BCE ofreció una evaluación cautelosamente optimista sobre la recuperación en la zona euro.

En tanto, el euro se mantenía cerca de los máximos en dos meses después de que los datos del empleo de Estados Unidos ofrecieron esperanzas de una recuperación global más firme. La subida del euro abarata los precios de los metales denominados en dólares para los inversionistas de Europa.

Otro factor que ofrecía respaldo, eran las previsiones de que unos datos que saldrán en China el sábado mostrarán que las importaciones de cobre ascendieron en junio por primera vez en tres meses.

El estaño se negociaba a US$17.685 la tonelada desde US$17.550, el níquel a US$19.413 desde US$19.400, el aluminio a US$1.998 contra US$1.985, el zinc a US$1.861 contra US$1.855 y el plomo a US$1.834 frente a US$1.828.