La Asociación Coordinadora Nacional de Salud Animal (Aconasa) se reunió este viernes y resolvió apoyar las gestiones del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) para el sacrificio de los 154 animales de la estancia “Nazareth” donde se declaró el último foco de fiebre aftosa.

Las comisiones de Salud Animal de todo el país, exceptuando las de Alto Paraguay, Amambay y San Pedro, que componen la Aconasa, se reunieron este viernes en el local del Senacsa, instancia en la que se trató el  foco de aftosa declarado en la estancia “Nazareth”, de la localidad de Piri Pucú, departamento de San Pedro, propiedad de Gustavo Trubger.  

En la oportunidad se dio a conocer la Resolución Nº 024 del Senacsa por la cual suspende las funciones e interviene técnica, administrativa y financieramente la Comisión de Salud Animal de San Pedro designándose a tres interventores, quienes verificarán los planes de vacunación.

Asimismo, la Aconasa resolvió apoyar las gestiones del Senacsa para el control y erradicación del foco de aftosa declarado en el citado establecimiento.

En tal sentido, este viernes por la tarde llegaron a la zona de San Pedro las máquinas del Ministerio de Obras Públicas que cavarán las fosas donde se tiene previsto que sean sacrificados y desnaturalizados los 154 vacunos.   

Por otro lado, se anunciaron profundas modificaciones en el sistema de vacunación a partir del próximo período que se iniciará en unos días más.

Según se mencionó, a partir de ahora el Senacsa tendrá a su cargo contratar los fiscalizadores, entre otras medidas. 

Indemnización.  Por otro lado, el anuncio de que los 154 animales de Gustavo Trubger serán sacrificados desde el próximo lunes y de que el mismo no será indemnizado causó la reacción del presidente de la Asociación de Pequeños Productores Agropecuarios  de San Pedro, Santiago Duarte, quien dijo que exigirán al Senacsa y a la  Rural que el ganadero sea indemnizado tal como se hizo con Silfrido Baumgarten en el foco anterior. 

“Los pequeños productores tenemos los mismos derechos que los grandes, el Estado paraguayo no puede estar claseando a los productores, y pagarle a uno y no a otro”, acotó.