Ciudad de México. Los medicamentos genéricos son la misma sal en diferente empaque y su consumo en México está entre los más altos del mundo, dijo a EFE Mikel Arriola, titular de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

"Hay que verlo de una manera simplista, son la misma sal y se pueden vender cuando vence la patente", señaló Arriola al explicar que la labor de la Comisión es precisamente "que los consumidores reciban la misma sal".

Arriola calificó de "leyenda negra" la resistencia hacia estos productos debido a una supuesta menor efectividad. Si ello fuera verdad, habría un consumo bajo y este en "México es el más alto del mundo, entonces se terminó esa leyenda negra contra los genéricos", sentenció.

En los últimos cuatro años, la oferta de productos genéricos en México creció más del 15.000% al pasar de 153 en 2010 a 23.500 en el 2014.

"Somos el país récord en emisión de genéricos", dijo Arriola al destacar que esta política ha supuesto ahorros del orden de 20.000 millones de pesos (unos US$1.351 millones) y una baja del 60% en el precio.

En estos años se autorizaron 340 productos que se desarrollaron con base en 31 sustancias de patente vencida contra la diabetes, diversos tipos de cáncer y males cardiovasculares, las tres principales causas del 75% de la mortalidad, apuntó.

El gasto medio de los mexicanos bajó de 2.100 a 750 pesos anuales (de US$142 a US$50,6) y en el mismo lapso el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le dio cobertura a 1,1 millones de pacientes adicionales, señaló.

"El mundo ha mostrado una transición a las enfermedades crónico degenerativas y México no es la excepción", dijo Arriola.

Las "enfermedades que atañen a los mexicanos "son largas y en el tiempo son muy caras porque degeneran las principales funciones corporales" y por ello están en el centro de la política de la Comisión, indicó.

La Cofepris ha impulsado, además, una política de innovación que supone que en cuatro años aumentara en un 4.300% la oferta de nuevas medicinas y que en el país se autorizaran 133 productos gracias a que se modificaron los criterios.

Para consolidar el mercado, la Cofepris incrementó el combate al sector informal de la salud y en los últimos tres años se aseguraron tres toneladas de productos irregulares y 2,5 millones de unidades de los llamados productos "milagro".

La Secretaría de la Salud invirtió para el 2015 alrededor de 51.000 millones de pesos (unos US$3.450 millones) en la compra de alrededor de 1.900 marcas de medicinas genéricas.

"Ha sido totalmente innovador lo que ha hecho el IMSS y el ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado), con la rectoría de la Secretaría de Salud, y en la última licitación se ahorraron 4.000 millones de pesos (unos US$270.000)", destacó Arriola.

La industria farmacéutica ha crecido 13,2% en el periodo 2011-2014, señaló el funcionario al resaltar el impacto de la política oficial sobre los genéricos.