El oro trepó el martes cerca del 2%, su mayor alza diaria desde mayo, reanudando su marcha hacia máximos históricos porque el dólar se desplomó y la volatilidad del mercado de divisas reactivó compras de refugio seguro.

La plata avanzó 3% a un máximo de 30 años y el grupo de metales del platino también escaló junto con todo el complejo de materias primas, después de que el Banco de Japón dijo que inyectaría más fondos a la atribulada economía del país y mantendría las tasas de interés virtualmente en cero.

El oro al contado subía US$25,30, o un 1,9%, a US$1.340,50 la onza a las 1859 GMT, tras registrar un máximo intradiario de US$1.341,20, su séptimo récord en las últimas ocho sesiones.

Los futuros estadounidenses de oro para diciembre cerraron con ganancias de US$23,50 dólares, a US$1.340,30 por onza.

Las medidas de países de todo el mundo hacia la flexibilización monetaria indica "no sólo que la cantidad de liquidez que ha sido puesta en el sistema se mantendrá, sino que hay alta probabilidad de que un significativo nivel de liquidez se agregue al sistema", dijo Frank McGhee, jefe de operaciones de metales preciosos de Brokerage Services.

El dólar caía a un mínimo cercano a nueve meses frente a una cesta de seis monedas principales, presionado por una demanda generalizada de euros.

El metal es sensible a los movimientos del dólar, debido a que la debilidad del billete verde tiende a aumentar su atractivo como alternativa de inversión y hace que las materias primas cotizadas en la moneda estadounidense sean más baratas para los tenedores de otras divisas.

Brasil duplicó el lunes un impuesto sobre las compras de bonos locales por inversores extranjeros en un intento por frenar la apreciación de su moneda -el real- que ha pasado a ser un tema en la campaña presidencial del país.

En otros metales preciosos, la plata ganó cerca de un 4% a US$22,83 la onza, cerca de su máximo de 30 años de US$22,87.

El platino, impulsado por la fortaleza del oro, tocó un máximo de 4 meses y medio de US$1.699 la onza y luego operaba con alza de 1,6% a US$1.691,50, mientras que el paladio subía 3,2% a US$575,50.